domingo, 15 de enero de 2017

VALERIA DEL MAR


En Argentina, y a sólo 337 Km. de Buenos Aires, dentro del Municipio de Pinamar, está Valeria del Mar que se encuentra ubicada al sur de Pinamar y Ostende, y al norte de Cariló. Está a 122 km. de la ciudad de Mar del Plata accedidendo por la Ruta Provincial N°11.

Antecedentes históricos de la tierra

Por el año 1835 don Félix de Alzaga recibe de Juan Manuel de Rosas estos terrenos  por haber sido jefe del Regimiento "El Restaurador". A su muerte, su heredero, Martín de Alzaga se casa con Felicitas Guerrero, una descendiente de Carlos José Guerrero, el primer Guerrero en llegar a la Argentina procedente de un pueblito que lleva el nombre de Alahurin el Grande en Málaga España. Las propiedades sumadas comprendían 71.000 hectáreas. En 1862 Martín de Ãlzaga se casó con Felicitas Guerrero, quien heredó los campos a su muerte en 1870.
.

Martín de Álzaga


En 1862 Martín de Ãlzaga se casó con Felicitas Guerrero, quien heredó los campos a su muerte en 1870. Felicitas murió trágicamente dos años después, Al no tener descendencia, los recibió su padre, Carlos José Guerrero, quien falleció en 1906 legándolo a los 9 hermanos de Felicitas aún con vida. En la franja costera de estos terrenos (llamada el fondo de los campos por sus propietarios) se formaron las localidades del Partido de Pinamar, Ostende, Montecarlo, Cariló, Pinamar y Valeria del Mar.
 
Carlos José Guerrero

El municipio está en las tierras que Suárez llamara "Manantiales". Valeria del Mar, con Ostende y Pinamar, está situada en la fracción "La Invernada" de 5730 has., heredada por Manuel Guerrero. Cariló está en "Dos Montes" de 5171 has, fracción heredada por Carlos Francisco Guerrero. En la franja costera de estos terrenos se formarán más adelante las localidades del actual Partido de Pinamar: Pinamar, Ostende, Valeria del Mar y Cariló. En el reparto mencionado, la zona fue adjudicada a Héctor Manuel Guerrero.

 
Estancia Charles en Cariló de don Hector Manuel Guerrero



Al sur de Ostende, otro de los herederos de Felicitas, su sobrino Don Héctor Manuel Guerrero, decide en 1918 comenzar a fijar los médanos de su estancia denominada Charles para luego instalar un vivero y plantar especies de diferentes regiones del mundo. Con el tiempo esas plantaciones, que se realizaban con carros tirados por 8 caballos, se transformaron en un bosque tan rico en especies como el que conocemos hoy con el nombre de Cariló, vocablo mapuche que significa “Médano Verde”

6 de abril de 1913. Colocación de la piedra fundacional del pueblo de Ostende. Fernando Robette y Agustín Poli.
Viejo Hotel Ostende

En 1908 llegaron a Argentina dos comerciantes belgas, Fernando Robette y Agustín Poli, con la intención de crear un balneario a orilllas del Atlántico. Compraron los terrenos costeros a Guerrero y fundaron el balneario Ostende, del cual hicieron los planos, construyeron una rambla, una iglesia y un hotel, que todavía funciona como tal.

Alojamiento de los obreros en el trazado de Valeria del Mar. Extraido del libro "Surge Pinamar"
enquinchado con esparto para fijar los médanos en Valeria del Mar. Extraido del libro "Surge Pinamar"
Ramas para el enquinchado

Pero la primera guerra mundial hizo fracasar el proyecto, por cuya razón las tierras retornaron a la propiedad de Héctor Manuel Guerrero. En 1918 éste tomó la decisión de forestar parte de los médanos de su propiedad, emprendimiento que dará origen, más adelante, al balneario que se denominará Cariló.

 
Hugo Green y Carlos Gilione en el vivero
Valeria Guerrero Cárdenas de Russo en los médanos

Juan Pablo Russo
Valeria Guerrero y su sobrino Juan Pablo Russo con sus perros.

Una de sus hijas, Valeria Guerrero Cárdenas de Russo, también llevó adelante una iniciativa similar a la de su padre a partir de 1941, en sociedad con el arquitecto Jorge Bunge, empresa que culminará exitosamente con la creación de Pinamar.
Campamento de veraneantes en Valeria del Mar. Extraido del libro "Surge Pinamar"

Más adelante, Valeria Guerrero creyó conveniente fundar su propio balneario en sus tierras situadas al sur de Ostende y lindantes con Cariló, pero diversos inconvenientes la disuadieron, por lo que vendió 550 hectáreas de playa y otras tantas de tierra a Líbero Alvarez según consta en la escritura de fecha 28 de agosto de 1947, día que es considerado el de la fundación de Valeria del Mar.

Alvarez formó una sociedad llamada “Balnearios del Atlántico S.A.”con Guillermo y Ernesto Peña, la cual realizó las tareas de forestación y fijación de los médanos. Con la sociedad trabajó también el señor Sánchez Aizcorbe, con vasta experiencia en este tipo de emprendimientos, pues había colaborado con Jorge Bunge y con Carlos Gesell.

Playa de Valeria del Mar en 1975

Este grupo de pioneros hizo posible el surgimiento de Valeria del Mar. Entre ellos se destacó el escribano Ernesto Peña, presidente de la sociedad, a quien los pobladores consideran el fundador del balneario.

Foto satelital del centro de Valeria del Mar (2006)


Los nombres de las calles de Valeria fueron puestos por el ingeniero Estrada y el arquitecto Ansaldo, quienes se inspiraron en los nombres de las calles de Adrogué, de donde provenían. Por eso, muchos de los nombres homenajean a marinos y barcos de importancia histórica para la Argentina. Posteriormente, otras calles se bautizaron con nombres de marinos y buques participantes en la guerra por las Islas Malvinas.

Valeria del Mar en la actualidad

Valeria del Mar tiene una personalidad que la hace muy diferente de las otras localidades del municipio. Sus amplios espacios, su atmósfera tan especial, el movimiento justo para evitar el bullicio sin entrar en el aburrimiento, su pintoresco centro comercial, sus médanos protegiendo la playa.

Acceso a Valeria del Mar en la rotonda de Ruta 11

Acceso a Valeria del Mar
Casa de la Cultura en Valeria del Mar
Avenida Espora en Valeria del Mar

Avenida Espora en Valeria del Mar
Valeria del Mar en cercanías de la rotonda con cuatriciclos

Valeria del Mar  rotonda

Centro comercial de Valeria del Mar


Valeria del Mar - Freddo

Entrada a la playa en Valeria del Mar

Pérgolas de acceso de entrada a la playa



Fuentes:
Conexiones // Valeria del Mar por Gerardo Celemin